jueves, 28 de octubre de 2010

Capitulo #2 "Guerra"

Caminé tranquilamente hasta la cafetería; mi idea no era llegar hasta que todas las mesas estuviesen ocupadas, pero no quería llegar hecha un asco. A ser verdad, esa no era la única razón por la cual no iba corriendo como siempre, la otra era que me había perdido en mi mente. No sabia lo que estaba pensando exactamente. Tan solo seguía caminando como si no hubiera un destino…

Reaccione al tropezar con una pequeña pila de libros que estaba en el suelo. Casi caía, pero antes de eso pude ver como Peter me sostenía de un brazo.

—¿Estás bien? -¡Claro que estoy bien!

—Si, gracias. –le sonreí. Por un segundo sentí que daba la vida por la sonrisa que acababa de darme.

—Debes tener mas cuidado… -sonrió y de pronto siguió su camino, hacia la cafetería.

A veces creo que exagero, pero cuando lo veo, se me olvida todo.

Seguí mi camino hacia donde iba, abrí la puerta y vi inmediatamente a Anna, haciendo una señal para que fuera hasta ella. Por suerte, ahí estaba Henry, en estos momentos no me apetecía hablar de chicos. No quería que se fuera la magia de hace unos minutos…

—Vaya, vaya. Miren a quien tenemos aquí. –Henry siempre se ponía feliz al verme. Eso me hacia feliz, pero lo veía de otra forma…

—Hey, Henry. –le salude.

—Siéntate, Jenn… -así me decía Anna-. He ido por tu almuerzo… te traje lo de siempre. –dijo con un tono de voz bajo. Algo estaba mal, ella no era así.

—¿Qué pasa? Te conozco, no me puedes engañar… -dije de manera autoritaria-. Sabes que si no me lo cuentas, lo hará Henry…

—Jenn no pasa nada, en verdad… -Anna fue interrumpida por Henry.

—¡La cosa es que Clarissa la puso en ridículo en frente de todo el grupo en clase de matemáticas!

—¡Esa chica si que se ha pasado es hora de…! –me aleje de la mesa y me dirigí hacia donde estaba Clarissa.

Aguanto muchas cosas por parte de ella, y eso es porque no me ha agredido directamente… pero ahora, si se ha atrevido a meterse con Anna, se ha metido con las dos.

—¡Vamos, Clarissa! ¡¿No tienes a alguien mas para molestar?! –le grite enojada.

—Veo que Anna ya me ha ido a acusar contigo… -me veía indiferente.

—Ese no es el punto…

—¡¿Entonces cual es?! Realmente crees que me importa si me gritas… sabes que todos se pondrán a mi favor…

—¿Y tu crees que eso me importa? ¡No es nuestra culpa que hayas sido agredida por tus padres de pequeña! –le grite lo mas fuerte que pude. Ni siquiera sabía si eso era cierto, solo era un chisme que le había gritado en su cara.

Clarissa salió corriendo a punto de ¿llorar? Vaya, ¡había hecho llorar a Clarissa! Me merezco un premio…

—Has sido muy valiente, Jenyfer. –dijo Henry detrás de mi, poniendo su mano sobre mi hombro.

—Esto no es nada, Henry. Ella ha declarado la guerra.

—¿Crees que vaya a vengarse? –pregunto preocupado.

—Eso tenlo por seguro… pero estaré preparada.

Ahora era tiempo de parar a Clarissa, y aunque mi frase haya parecido de aquellas como las que dicen los superhéroes, solo quiero decir que por ahora una burla hacia mi comentario se sale de tema… Este era un momento serio. No me dejaría ganar por la cabellera rubia de Clarissa, ni sus “brillantes” ideas.

Me quede un momento pensando en todo lo que le había gritado a Clarissa, ¿le habrían lastimado mis comentarios?...Tampoco me arrepentía, solo que yo no estaba acostumbrada a ser tan dura y mucho menos malvada con las personas. Lo peor de todo era saber como me habría visto Peter. Tal vez ahora este pensando lo mas malo de mi… Lo cierto es que en parte me lo merecía, hablarle a una persona como le hable a Clarissa, no era una forma correcta. Pero ya no había marcha atrás, lo hecho, hecho esta. Y para seguir con mi intento de darle una lección a Clarissa, debía ser dura.

Preferí salir de la cafetería y dirigirme hacia el patio trasero que conectaba a la preparatoria con la universidad. Ignore las miradas que casi me mataban. Camine deprisa como si supiera muy bien por donde iba, estaba un poco abrumada por los susurros que oí en la cafetería, tal vez diciendo que yo era la persona mas mala de este mundo. Trate de que no me importaran las criticas, pero era imposible, ahora estaba poniéndome un poco sensible.

Llegue hasta el patio, al fin. Me dirigí hacia donde estaban una pequeñas bancas verdes, muy bien cuidadas. Me senté en una de ellas y me limite a observar a los chicos de la universidad que iban hacia la cafetería. Justo detrás de unas chicas, rubias las dos, vi a una figura masculina acercándose. No se si directamente hacia mi, pero estaba segura que al menos no se dirigía hacia la preparatoria o cafetería… mucho menos a la biblioteca. Se acercaba cada vez mas, y ahora podía apreciar su rostro. Su piel era pálida, tenia el cabello ligeramente rubio. No rubio como el oro.

Mas bien un castaño muy claro. Era alto, al menos para mi, yo no soy de muy alta estatura. Estaba vestido con una camisa negra de botones, un pantalón de mezclilla y unos converse. Se veía realmente guapo, mucho mas que Peter.

Cada vez venia mas cerca, viendo hacia mi dirección. Desvié un poco la mirada.
De pronto el estaba pasando justo en frente de mi, a un escaso metro de distancia, y lo mejor… ¡me estaba observando! Como si tratase de reconocerme o algo así.

Me perdí en su mirada, quería adivinar cual era su destino. “¿Estará en la universidad?”, me pregunte. Me vi, y agradecí al cielo haberme puesto al frente este atuendo que ahora llevaba. No soy vanidosa, pero hubo algo en ese chico que me hizo querer ser todo. Igualmente me sentí cohibida, y hasta llegue a sentir miedo… Me atraía, pero al mismo tiempo en lo mas profundo de mi mente había una advertencia que decía “aléjate de él”. Era enigmático, todo él era luz y oscuridad al mismo tiempo. Como si fuese a salvarme o morir por él.


Pase todo el día pensando en él, tenia la vaga idea de que ya lo conocía.
Me dormí temprano, tratando de calmar la desesperación de querer volver a verlo…

4 comentarios:

mixxii lutz dijo...

Wow, escribes muy bien chica, el nombre de la historia es cautivador, al igual que todas tus palabras, te felicito hermosa, muchos besos y sigue sorprendiendome con cada frase!

MARY dijo...

Hola!!!! otra ves Mary!!!! leyendo tu nove!!!

Nesbell dijo...

Me gusta, no puedo parar de leer.
Felicidades!!!

MyMind dijo...

Jenyfer no fue un poco cruel cuando gritó el secreto de Clarissa?! Si yo tuviera un secreto así, obvio que me pondría a llorar si se entera todo el mundo ¬¬